Una escapada rural y aventurera

Hace un par de semanas nos escapamos mi novio y yo a una casa rural.

Siempre que viajamos, solemos ir de turismo a conocer ciudades, tanto españolas como extranjeras. Nunca habíamos probado esto de la escapa rural y ha sido alucinante, es más queremos repetir, y pronto.

El viaje fue de 3 días y 2 noches. Nos fuimos con otra pareja de amigos y disfrutamos de un fin de semana de aventuras. El primer día (el viernes), después de instalarnos en la casa rural, fuimos a realizar tiro con arco. Nunca había practicado este tipo de deporte, y la verdad, aunque al principio me costó, cuando le cogí el truco me divertí muchísimo.

Por la noche, cenamos en la casa rural y tuvimos una noche tranquila y relajada, me encantó estar rodeada de tanta naturaleza, alejada de los ruidos de la ciudad. En definitiva, un lugar fantástico para desconectar y evadirte de la rutina diaria.

El sábado nos esperaba un día de deporte duro. No trasladamos a un lago a practicar piragüismo. Como éramos principiantes, los Kayaks eran ligeros, fabricados con fibras de vidrio. Nos subimos cada pareja de novios en un Kayak y nos pusimos manos a la obra por un lago precioso. El monitor nos iba guiando por el recorrido, y siempre aconsejándonos como utilizar la pala, para ir coordinados. Pasamos casi toda la mañana practicando piragüismo, y cuando acabamos nos esperaba una tirolina acuática, ¡fue una pasada!

Por al tarde, nos dedicamos a conocer el pueblo. Sus monumentos, sus plazas, etc. La gente de Montán nos trató estupendamente, es gente agradable y simpatiquísima.

El domingo, ya era el último día. Nos quedaba aún una actividad multiaventura, y decidimos practicar puenting. Al principio yo era la único que me negaba. Pensaba que era una actividades demasiado arriesgada. Sin embargo, ahora que lo he probado… ¡Menudo subidón de adrenalina! ¡Fue genial!, una sensación única e irrepetible.

En definitiva, fue un fin de semana estupendo y repetiré seguro.

This entry was posted in Casas Rurales. Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *