El lujo y el confort, las grandes bazas de las aerolíneas de red

Las compañías aéreas de red tratan de superar el trauma que les ha generado la aparición de las compañías low cost. Éstas últimas han conseguido que se pueda volar a cualquier parte del mundo por poco dinero.

Reducir los precios es sinónimo de austeridad. Esto, unido al incremento de controles de seguridad, había generado cierto desencanto en muchos pasajeros.
Iberia, Air France, British Airways y otras compañías de red se han propuesto revertir esta situación. Van a diversificar la oferta para marcar diferencias respecto a las low cost. Una solución para obtener rentabilidad es la captación de ciertos segmentos de mercado: los vuelos de largo radio y el tráfico de negocios.

La estrategia parte de ofrecer un amplio servicio pagando unos euros de más. La intención es recuperar el glamour de volar prestando un servicio de gran calidad en tierra y a bordo. Todo ello aprovechando las últimas tecnologías para que el viaje sea lo más confortable posible. De esta forma, las aerolíneas de red podrían mantener cuota de negocio y convivir con las compañías low cost.

A la hora de vender vuelos, el sistema de ventas online permitiría contratar el vuelo partiendo de un precio básico. Este iría aumentando a medida que mejorasen las condiciones de vuelo y se añadiesen ventajas. Elegir las mejores circunstacias supondría un coste adicional de unos 5º euros.

This entry was posted in Vuelos. Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *